¡El poder de las palabras!

El poder de las palabras cuando  hablamos, no somos conscientes del poder  de las palabras que tienen  en nuestro subconsciente. Todo lo que el vocabulario que utilizamos dice  de nosotros o de como estamos en ese momento.

En consulta de Técnica Bioheart, escucho a las personas la forma de expresarse que utilizan cuando hablan, cuentan un problema o una situación, y las expresiones que utilizan dicen mucho de como lo vivieron, como lo viven (si es en el presente).

Y escuchando con atención el vocabulario,  sin juzgar, y sin expectativas me doy  cuenta, de donde puede estar la solución o el problema, y desde aquí poder ayudar a la persona.

Sólo escuchando a la persona, ésta se siente mejor, como que su mochila se descarga.

Os invito a que echéis un vistazo a conocer  que es la Técnica Bioheart  y todos los protocolos con los que os puedo ayudar (duelos, proyecto sentido, regresiones, etc.)

Pulsa para ir al enlace  https://anagarran.es/bioheart/

Con las sesiones de la Técnica Bioheart bien sea de forma  presencial u online os puedo ayudar en lo que necesitéis para mejorar vuestra calidad de Vida.

Pulsa si deseas una consulta Online. https://anagarran.es/consultas-online/

Ahora, os comento una serie de palabras o vocabulario que utilizamos, y su significado:

Algunas las llamo las palabras de la escasez.

 NO TENGO DINERO:
Cuando escucho la expresión  “NO TENGO DINERO”, Yo  suelo comentar no hables así, di que tienes en este momento otras prioridades. ¿Cúal es tu prioridad?

Porque en realidad no es que no tengas dinero, es que lo que tienes lo quieres emplear en  otra cosa.

Para tu subconsciente es totalmente diferente, no está en la escasez, en la falta.

Porque si en verdad deseas algo, ansias tener algo, pones foco en ello,  harás lo posible por obtenerlo y el resultado se hará posible.

POCO A POCO:

Cuando las personas empiezan algo, exclaman: ¡vamos a avanzar poco a poco!

La palabra “poco” significa, de nuevo escasez.

Hasta para avanzar en nuestros proyectos lo solemos decir.

¿Qué imagen ves cuándo escuchas la palabra “poco a poco”?. Que tardará en realizarse……. mucho…… tiempo.

Presta atención, y si lo cambiamos por “Lo haremos paso a paso.”

La  expresión es más edificante, construye un cuadro mental de más fuerza, sientes que tienes el poder en tus manos.

NECESITO:

Otra expresión usada con mucha frecuencia es “NECESITO”.

Esa palabra significa CARENCIA.

¿Qué ves o que sientes cuando escuchas la palabra “necesito”?

Necesito un trabajo, necesito dinero, necesito mejorar, necesito cariño, amor.

En el necesitar amor por ejemplo:

Cuánto más te ames, menos amor necesitarás.

Por lo tanto, al no necesitarlo, no construirás ni sostendrás relaciones conflictivas, ni tóxicas, pidiendo lo que Tu no te das a ti mism@.

Cuando pides desde la necesidad, nunca va a ser cubierta como nosotr@s queremos, ni deseamos, porque lo pedimos desde esa  necesidad.

Sólo cuando Tu te amas, vendrán a tu vida personas exitosas,  de luz, inteligentes, visionarias y si no fuera así, se marcharán rápidamente.

Al no necesitar amor extra, te expresaras siempre como deseas y seguirás a tu corazón todo el tiempo, ya que no tendrás miedo al rechazo, ni al juicio, ni a la soledad, ni a la carencia o al abandono.

Sentirás que el mundo está dentro de ti y no tú dentro de él. Todo lo disfrutarás en su justa medida.

Cambia tu lenguaje, tu vocabulario y di: ¡quiero dinero, quiero mejorar, quiero apoyo, quiero cambiar!

El solo hecho de pronunciar las palabras desde una posición ACTIVA, desde una posición de VOLUNTAD, ya cambia tu paradigma  mental.

Os recomiendo el libro de Erich Fromm “El arte de amar”, muy interesante y fácil de leer.

VOY A TRATAR: 

Otra expresión muy usada es “voy a tratar.”

Tratar es intentar (Es fracasar en el intento).

Alguien decía: “estamos cansados de los “tratadistas”.

Se precisa gente que lo HAGA.

Es tan simple decir: ¡lo haré! Y si no puedes o no quieres hacerlo, sencillamente di: ¡no lo haré!

El mundo no se viene abajo, el mundo sigue su curso.

No pruebes suerte, no lo hagas para ver como te va.

Asi que cada vez que dices “voy a tratar”, estás acostumbrando a tu mente a “intentar”, a “negociar”.

¡No negocies con tu mente, dale las órdenes, y la mente obedecerá!

¡Pasa a la ACCIÓN!

 VALE LA PENA – MERECE LA PENA

Otra expresión del vocabulario de la pobreza es “VALE LA PENA”.

¡Pena es tristeza, es dolor, es angustia!

Vamos a decir, vale la alegría, vale el esfuerzo.

Merece la Pena:  ¡vaya expresión!

Que trasmite lo mismo que la anterior, y no hay nada en nuestras Vidas que hagamos o podamos hacer que merezca pena, sino todo lo contrario MERECE LA ALEGRIA, y sino no hacemos nada.

 EN LA LUCHA:

Otra expresión  típica en muchas personas, es decir cuando le preguntan cómo estás: ¡Aquí, en la lucha!.

No te das cuenta que tu afirmación inconsciente está creando en tu vida la sensación de “luchar”, lo cual experimentas día a día sintiendo en realidad que luchas contra muchos para poder conseguir lo que quieres.

En lugar de eso, debes crear otra afirmación que recree otro escenario en tu día a día.

Por ejemplo, deberías responder: ¡excelente!, ¡ante todo pa’lante!, o cualquier otra afirmación positiva.

Si estás todo el día en la lucha, gastas mucha energía, es más sencillo y se logran más resultados, con una sonrisa,  como decía la Madre Teresa de Calcuta.

“La revolución del amor comienza con una sonrisa. Sonríe cinco veces al día a quien en realidad no quisieras sonreír. Debes hacerlo por la paz (tu paz interior)

CONCLUSIONES 

Hay que prestarle atención a las palabras. Una palabra es un pensamiento hablado. Un pensamiento es una palabra en silencio.

Las palabras crean ideas, crean sensaciones; lo que escuchas puede determinar lo que sientes.

Las palabras crean cuadros mentales! ¡PIENSA ANTES DE HABLAR!

Un consejo popular dice: “piensa antes de hablar.” La verdad, no obstante, es que nadie puede hablar sin pensar.

Cuando alguien dice algo “sin pensarlo”, en realidad lo pensó sin darse cuenta (fue un pensamiento); fue un proceso que ocurrió en su subconsciente y que pasa inadvertido.

Es casi un acto automático. Del mismo modo que nadie puede dar lo que no tiene, nadie puede expresar lo que no piensa. Incluso, el acto de mentir, exige un nivel de pensamiento.

Las palabras tienen poder porque son escuchadas en la mente, tanto del que las escucha como del que las pronuncia, y las convierte en imágenes.

Cada palabra la hemos asociado a una imagen y a una determinada sensación.

Por ejemplo, cuando escuchas la palabra “AVIÓN”, lo más probable es que tu mente ve un avión y que incluso lo ve volando.

Las palabras crean imágenes y esas figuras mentales amplifican lo que somos y lo que sentimos.

Tienden a acentuar nuestros sentimientos más básicos; recuerda que las palabras son decretos.

Cuando escuchas con detenimiento el vocabulario de la mayoría de personas, lo que encontrarás son palabras de escasez.

Al ser pronunciadas constantemente, esas palabras son semillas de pobreza.

También puede ser que traigamos  programas de pobreza o de escasez del Transgeneracional.

Esto lo podemos descubrir con el Arbol transgeneracional que es una de las herramientas de la Técnica Bioheart con las que trabajo en consulta u online.

Si deseas saber más al respecto, contacta conmigo y lo descubriremos.

Ahora que podemos ser conscientes del poder de las palabras o vocabulario  que utilizamos, vamos a cambiar en lo posible dichas palabras.

Un saludo del Corazón.

Ana Garrán – Técnica Bioheart

Anagarran.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial