Confinamiento, como sentirlo……

Lo primero quiero dar las gracias a todo el personal sanitario (médicos, enfermeras, auxiliares, celadores,  etc.) que están atendiendo a la gente enferma, también al servicio de limpieza de los hospitales.

Al personal administrativo de hospitales, ambulatorios, etc. que están atendiendo a las personas cuando llegan a los centros.

Al personal de las farmacias, herboristerías, para poder adquirir medicamentos y productos naturales.

A  los conductores, transportistas, al personal de supermercados, que nos abastecen para que tengamos  alimentos.

A los bomberos, policías, al ejercito, y a todas personas que trabajan para que podamos estar bien y que no nos falte de nada.

Perdón si me olvido de algún sector.

Gracias, gracias, gracias.

Desear a las  personas que están enfermas,  una pronta recuperación.

Y a  los que han perdido algún amigo o familiar, reciban mi más sentido pésame.

Como sentirlo…

El confinamiento lo podemos sentir de dos formas muy diferentes, una positiva y otra negativa, en cual de las dos pongamos foco, esa será lo que prevalezca.

Mi consejo, desde mi más humilde opinión,  es que pongamos foco en sentirlo de forma positiva, y aprovechar este momento para  poder captar  todo lo bueno que nos trae el confinamiento:

El poder estar tiempo con nuestra pareja, de forma diferente sin tener prisas, con tiempo para decirnos como nos sentimos, lo que nos queremos, etc.

El poder estar con nuestros hijos,  ayudarles en las tareas del colegio, en jugar con ellos y sacar nuestro niño interior, hablarles de los valores importantes, de las emociones y enseñarles a que las expresen.

El estar con los padres, con tiempo, con dedicación, sin prisas, oportunidad de agradecerles lo que han hecho por nosotros y decirles lo orgullosos que estamos de que sean nuestros padres (hayas sentido lo que hayas sentido hasta ahora, ellos no lo han sabido hacer de otra forma, porque ellos nos han educado  como lo tuvieron), hacerlo desde el amor incondicional.

Si planificamos el día, las cosas que queremos hacer, con un orden, también tendremos tiempo para dedicarlo a nosotros mismos.

Un espacio para leer, escuchar música, hacer ejercicio, meditar, etc. lo que desees. (si tenéis hijos hacer turnos entre los padres,  para tener un rato para vosotr@s)

Tener un momento de introspección para sentir si la vida que estoy viviendo es como la deseo o me gustaría cambiar algo, y que puede hacer para cambiarlo.

Quizás sea  el  momento para un  cambio.

¡Aprovechemos este  momento que nos ofrece el confinamiento!

Lo negativo nos trae negatividad y esto nos hace sentir mal, repercutiendo en nuestro cuerpo de forma  física y psicológica; entonces decide enfocarte en sacar lo  positivo.

                                       

Un abrazo del Corazón

Ana Garrán – Zurekin Naturopatia

anagarran.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies